secuestroc

VIOLAN DERECHOS HUMANOS EN MÉXICO

Autoridades no salvaguardan la seguridad de la población

Corrupción, conflictos, desapariciones, espionaje, son algunas de las graves señales de crisis institucional que azotan al país mexicano.

De acuerdo al informe más reciente de Amnistía Internacional, se han analizado diversos casos de falsas sospechas, por la policía de México.

Una de las historias, de acuerdo al diario The New York Times, es la del estudiante, activista social de la UNAM, Enrique Guerrero Aviña, a quien en el año de 2013 una camioneta le cerró el paso y comenzó a dispararle.

Posteriormente lo llevaron a un lugar desconocido para torturarlo durante 30 horas, según consta en un documento de 2015, del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de las Naciones Unidas.

Las autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR), lo acusaron por delincuencia organizada y secuestro, junto con otras doce personas que también denunciaron haber sido torturadas.

Tania Reneaum Panszi, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México, explicó a The New York Times:

“Hay un hilo conductor en todos los casos y es que la detención arbitraria es una puerta para ingresar a otras violaciones de derechos humanos.

La detención produce un efecto dominó sobre otros derechos humanos como la integridad, el debido proceso judicial y luego puede originar violaciones mucho más graves como la tortura o la desaparición forzada”.

Declararon diversos funcionarios, anónimamente, e indicaron que algunos delitos se crean, sean legales o no, ya que le sirven al Estado.

Por otra parte la tortura es sistemática y generalizada en México.

 “Se detiene más a las personas pobres, a las personas migrantes, a las que están en barrios marginales y, fundamentalmente, a jóvenes”, aseguró un secretario de la misma corte.

FUENTE: THE NEW YORK TIMES 



No hay comentarios

Añadir más