Sor María Nidelvia Ávila Basulto, directora de la casa del migrante Nuestra Señora de Guadalupe

SE QUEDAN MIGRANTES POR EL DESABASTO DE BOLETOS.

La temporada vacacional ocasiono la permanencia en esta ciudad.

La directora de la casa del migrante Nuestra Señora de Guadalupe en Reynosa, Sor María Nidelvia Ávila Basulto, declaró que un importante número de migrantes se quedaron en el albergue debido a que no alcanzaron boletos para regresar a sus lugares de origen.

Compartió que la central de autobuses no se dio abasto debido a la temporada vacacional.

Y comentó que el pasado fin de semana en el que se celebró noche buena y Navidad, una gran cantidad de deportados tuvieron que pasar éstas fechas en la casa del migrante.

“Nos llegó un grupo grande de muchachos y no todos alcanzaron autobús pues sabemos que ahorita la central no se da abasto por la temporada de vacaciones y lo qué pasó fue que los Migrantes se tuvieron que quedar aquí en la casa”, dijo.

Agregó que en los días transcurridos han logrado colocar a algunos Migrantes en las salidas con espacios disponibles.

Pero declaró que tendrían el arribo de al menos 60 migrantes más, los cuales posiblemente no todos alcancen boletos y tendrán que pasar Año Nuevo en el albergue.

“Estamos esperando más Migrantes y sabemos que éste fin de semana es año bueno y pues seguramente la central estará muy llena también”, indicó.

Compartió que en la casa se les hace una fiesta para que se sientan como en sus hogares.

“Les hicimos su fiesta de Navidad u ahora también haremos la de Año Nuevo para que se sientan como en casa y pasen un rato agradable”, expresó.



No hay comentarios

Añadir más