deportados

DEPORTACIÓN DE DISCAPACITADOS Y ADULTOS MAYORES EN REYNOSA

Es gente que no tiene familia, pues muchos tuvieron muchos años en los Estados Unidos y al llegar aquí no tienen a nadie.

En Reynosa es frecuente la preocupación por las deportaciones, siendo una ciudad fronteriza se registra la llegada de una gran cantidad de migrantes.
Pero, es poco común que mencionen que dentro de los cientos de repatriados llegan personas con discapacidad y adultos mayores.

Personas, que estuvieron durante décadas en los Estados Unidos y que sin piedad alguna fueron deportados.

El director de la casa del migrante Senda de Vida, Héctor Silva, compartió que la mayoría no tiene familia.

“Nosotros tenemos años recibiendo personas con alguna discapacidad o ancianos, es gente que no tiene familia, pues muchos tuvieron muchos años en los Estados Unidos y al llegar aquí no tienen a nadie y como son personas que ya no se valen por sí solas a nadie le interesa apoyarlos”, señaló.

Senda de Vida tiene 17 años brindando albergue a los migrantes, el tiempo que ellos lo necesitasen.

A lo largo de estos años han ayudado a un promedio de 150 discapacitadas y abuelitos.

Y se han registrado 14 fallecimientos.

Actualmente son 7 de edad avanzada, quienes habitan en la casa del migrante, la mayoría con alguna discapacidad.

El director de la casa del migrante solicita el apoyo a las autoridades municipales, estatales y federales, resten mayor atención a este grupo de migrantes que requieren más apoyo que cualquier otro deportado.

“Yo les pediría a las autoridades que volteen a ver a esta gente, que es gente olvidada por si familia y por el gobierno. Les hago un llamado para que den ayuda a estos migrantes que fueron deportados sin importar la situación en la que se encontraban”, expresó.



No hay comentarios

Añadir más